Si bien no llegó a ser testigo, Cris Miró fue protagonista esencial de los derechos que la comunidad trans logró en nuestro país.

En los 90 ella marcó el punto de inflexión de un movimiento emergente tanto en la sociedad como en los medios de comunicación.

Alguna vez su nombre artístico fue utilizado por el Diario Olé en tono de burla para reflejar el resultado de un Argentina- Brasil.

Ese abono innecesario de aquel tiempo floreció en los últimos años en conquistas artísticas y profesionales.

Es común hoy ver vedettes, actrices, periodistas o vecinas trans. Y este presente tiene su precedente en Cris Miró quien murió dejando su impronta el 1 de junio de 1999.