El sábado 13 de junio de 1874 nacía Leopoldo Lugones, según expresó Borges alguna vez, el máximo escritor argentino.

Esta fecha es desde 1938, año en el que se suicidó Lugones, el “Día del Escritor” en la Argentina.

“Detrás del bronce, anida una figura compleja. Así como sus escritos resumen la historia de la literatura argentina, también su pluma ha resonado por décadas en el perfil violento de nuestra cultura política”, afirman especialistas.

En su discurso con motivo del centenario de la batalla de Ayacucho, ocurrida el 9 de diciembre de 1824, Lugones inmortalizó una frase que sentó base en los períodos más oscuros de nuestra historia: “la hora de la espada”.

“Ha sonado otra vez, para bien del mundo, la hora de la espada, (ésta) implantará la jerarquía indispensable que la democracia ha malogrado hasta hoy, fatalmente derivada, porque es su consecuencia natural, hacia la demagogia y el socialismo. El sistema constitucional está caduco; el ejército es la última posibilidad de organización jerárquica que nos resta ante la disolución demagógica”.