El martes 14 de septiembre de 1920, hace exactamente un siglo, llegaba a este mundo, más precisamente a la ciudad uruguaya Paso de los Toros, Mario Benedetti, un emblema de la literatura latinoamericana.

La imposibilidad de finalizar sus estudios secundarios no fue barrera para dejar un sinfín de poemas, cuentos, novelas, ensayos y críticas literarias. Has supo incursionar en el periodismo.

También supo ser cadete, administrativo, taquígrafo y funcionario público. Dicen las crónicas que tantos trabajos lo llevaron a conocer un mundo, una realidad que pudo a través de la tinta y el papel (o la máquina de escribir) transformar en literatura.

Como tantos otros artistas, los contantes golpes militares de los 70 lo llevaron a alejarse de su Uruguay por unos 12 años, país donde falleció el 17 de mayo de 2009.

Se diría que se fue para siempre; sin embargo siempre se puede volver a él, a su sencillez y belleza artística.