Durante unos cuantos años, los grandes medios de desinformación celebraron, con clarines y tambores, las victorias en la guerra contra la pobreza. Año tras año,  la pobreza se batía en retirada.

Así fue hasta el día de hoy del año 2007. Entonces, los expertos del Banco Mundial, con la colaboración del Fondo Monetario Internacional y de algunos organismos de las Naciones Unidas, actualizaron sus tablas del poder de compra de la población del mundo.

En un informe del Internacional Comparison Program, que  tuvo poca o ninguna difusión, los expertos corrigieron algunos datos de las mediciones anteriores.

Entre otros errorcitos, descubrieron que los pobres sumaban quinientos millones más que los que habían registrado las estadísticas internacionales.

Ellos, los pobres, ya lo sabían.

Eduardo Galeano – 16 de diciembre – Los hijos de los días.