El jueves 16 de junio de 1955 un grupo de militares y civiles intentó asesinar al presidente constitucional Juan Domingo Perón, quien finalmente fue derrocado tres meses después por la denominada “Revolución Libertadora”.

El bombardeo en Plaza de Mayo estuvo a cargo de varios escuadrones pertenecientes a la Aviación Naval.

El saldo producto de la utilización de bombas y ametralladoras: más de 300 muertos y 800 personas de todas las edades heridas.

Compartimos un cuento de Ricardo Piglia basado en el trágico episodio ocurrido hace 65 años:

http://biblio3.url.edu.gt/Sopa/2013/RPiglia-Desagravio.pdf