Hoy se conmemora el 175° aniversario de la denominada Vuelta de Obligado, uno de los episodios más importante de nuestra historia de soberanía nacional.

El jueves 20 de noviembre de 1845, a unos 20 kilómetros de la ciudad bonaerense de San Pedro, patriotas al mando el general Lucio Norberto Mansilla enfrentaron, conscientes de ser derrotados, a flotas inglesas y francesas.

Las crónicas mencionan que “El bloqueo anglo-francés buscaba abrir el comercio con las provincias del Litoral sin tener que negociar con Buenos Aires”.

Nuestro compatriotas intentaron evitar el avance de los barcos enemigos con cadenas dispuestas a lo ancho del río Paraná.

Si bien eludieron la barrera, los europeos padecieron la espalda de los litoraleños en sus intenciones de libre comercio.