En 1995 se aprobó proclamar el 23 de abril de cada año el “Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor”.

Diversos sitios de la web recuerdan que Ese día, pero de 1616 fallecían Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega, y que un 23 de abril nacieron o murieron otros escritores (Maurice Druon, Kiljan Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla, Manuel Mejía Vallejo(.

Por este motivo, esta fecha tan simbólica para la literatura universal fue la escogida por la Conferencia General de la UNESCO para rendir un homenaje mundial al libro y sus autores, y alentar a todos, en particular a los más jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y respetar la irreemplazable contribución de los creadores al progreso social y cultural, mencionan los portales.

Compartimos un fragmento de una entrevista realizada a Jorge Luis Borges, seguramente el escritor más importante nacido en nuestro país.

En referencia al vínculo entre escritor y lector, Borges asevera “que la vida del escritor es una vida solitaria”.

“Uno cree estar solo y al cabo de los años, si los astros son propicios, uno descubre que uno está en el centro de una especie de un vasto círculo de amigos invisibles, de amigos que uno no conocerá nunca físicamente, pero que lo quieren a uno. Eso es una recompensa más que suficiente”.