Desde 1992, cada 23 de julio en Argentina es el Día del Payador en conmemoración de la payada de Paysandú realizada en 1884 por el uruguayo Juan de Nava y el argentino Gabino Ezeiza.

Técnicamente se dice que en una payada el artista elabora una historia con versos octosílabos. 

“El tema se presenta en los primeros cuatro versos y se desarrolla en los seis restantes; el pensamiento contenido en la estrofa debe concluir en el décimo verso”.

En cuanto aquella payada histórica, poco y nada se escribe. A modo de homenaje a estos artistas, este momento entre el recordado Argentino Luna y el enorme Nicolás Membriani, quien desde muy jovencito marcó diferencia con su zurda, música y letras.