Buenos Aires es la ciudad más importante de Argentina. Su rica historia contempla dos fundaciones en 1536 y 1580.

El nombre impuesto por Juan de Garay en la segunda fundación, Ciudad de la Trinidad y Puerto de Santa María del Buen Ayre, perduró sin que muchos se enteren por 416 años.

Recién en 1996, y en el marco de la reforma constitucional de 1994, pasó a denominarse Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

No obstante sin la llegada del adelantado Pedro de Mendoza, fallecido en este día de 1537, y más aún, sin la demora de Alonso Cabrera, a cargo de una nave que debía proveer de víveres y municiones, nada de lo que conocemos de la capital nacional hubiéramos sido posible.

Alejandro Dolina recuerda lo que se conoce como la primera fundación de Buenos Aires en la siguiente crónica: