El viernes 26 de junio de 1908 nacía en la ciudad chilena de Valparaíso Salvado Allende, quien en septiembre de 1970 se transformaría en el primer presidente latinoamericano de origen marxista elegido demócraticamente.

En su presidencia nacionalizó la minería; instauró una política de redistribución del ingreso y de reactivación de la economía; desarrolló la propiedad social de la economía.

Además a través de la Ley de Reforma Agraria expropió grandes latifundios, una de las medidas que incomodó a los sectores más conservadores.

La oposición intentó destituirlo en 1973, en el marco de una crisis económica y social, pero no pudo.

“Pagaré con mi vida la lealtad al pueblo.¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores! Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición”.

Minutos después Allende moriría en su lugar de trabajo y Augusto Pinochet iniciaría una etapa oscura que se extendería por 16 años.