El lunes 26 de octubre de 1959 nacía en la ciudad boliviana de Orinoca Juan Evo Morales Ayma, quien en el año 2005 se transformó en el primer presidente Aymara.

“Mi principal enemigo son los medios de comunicación”, le confesó Evo a Oliver Stone en el documental “Al sur de la frontera”.

Durante su gestión incomodó a cierto sector con la nacionalización de los bienes energéticos del país y la inclusión social y política de los pueblos originarios y campesinos. También supo enfrentarse a la FIFA que pretendía que el seleccionado boliviano de fútbol no juegue en La Paz.

El 10 de noviembre de 2019, Morales renunció a su jefatura de estado en medio de protestas elitistas y enfrentamientos por un presunto fraude electoral en la intención de modificar la Constitución, en lo que significó el 189 golpe de estado en la historia del país hermano.

“A Evo lo echó el año pasado un combo de ciudadanía furiosa, militares complotados y presidenta interina (Jeanine Áñez) que asumió el poder Biblia en mano (…) le incendiaron su casa, vejaron a varios de sus funcionarios y lo obligaron al exilio”, describió Ezequiel Fernández Moores previo a los comicios del pasado 18 de octubre que consagró al socialista Luis Arce como nuevo presidente de Bolivia con el aval del 55 por ciento de los electores.