El viernes 3 de junio de 1870, nacía en Buenos Aires Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, tal vez el primer imprescindible de la Historia Argentina.

250 años cumple hoy quien tuvo un alto protagonismo en hechos como las invasiones inglesas, la Revolución de Mayo y la Independencia Nacional.

Por más que su nombre nos acompañe desde el Jardín de Infantes, la figura y su importancia más allá de la bandera, del éxodo jujeño, de las batallas de Salta y Tucumán, no ha sido lo suficientemente difundida.

Belgrano fue un gran intelectual. El generalito improvisado (como le hace decir Ernesto Sábato a Juan Galo Lavalle en Sobre Héroes y Tumbas) visualizó en estas tierras un país; y luchó y dio su vida por ese sueño.

También supo ser ecologista, feminista y el primero en entender la importancia de un pueblo con educación e instrucción y de un país industrializado.

Fomentó el artes, los oficios y la capacitación constante como medio de crecimiento.

Y entendió, entre otras cosas, al periodismo como una herramienta de comunicación y educación.