El sábado 3 de octubre de 1992, la cantante Sinead O’Connor denunció abiertamente la hipocresía del sector más conservador de la iglesia católica, comandada por entonces por Juan Pablo II, que hacía caso omiso a las acusaciones por abuso sexual contra menores que apuntaban directamente a componentes de esta iglesia en todo el mundo.

Las crónicas recuerdan que la irlandesa entonó a capella “War” de Bob Marley y al momento de parafrasear una frase de la canción, rompió en su presentación, que era seguida por millones de estadounidenses, una fotografía del Papa.

“La escena impactó a tal punto que el programa permaneció en silencio varios segundos después de su actuación. Minutos después, el programa colapsó con más de 4 mil llamadas de televidentes indignados. 

Al siguiente programa, el actor Joe Pesci pidió disculpas en su monólogo inicial, sosteniendo la misma foto del Papa que, según explicó, acababan de pegar con cinta adhesiva”.

Varios casos de pederastía fueron comprobados y condenados. El caso más resonante en nuestro país fue el del cura Julio Cesar Grassi quien purga una condena de 15 años de prisión, fallo que quedó firme en el 2013.

“No quería ser una jodida estrella del pop, quería ser una cantante protesta”, declaró O’Connor luego de su manifestación pública, que hoy cumple 28 años.