Cada 30 de agosto, desde el año 2011, se conmemora el Día Internacional del Detenido Desaparecido.

La Comisión de los Derechos Humanos de la ONU realiza año a año una observación general del número de desapariciones forzadas que se han producido en el mundo durante un período y lo compara con los datos de años anteriores, “para saber si el problema se ha agravado, ha mejorado, o sigue igual”