Con participación en la Liga Municipal de Fútbol y colaboración plena en la Red de Voluntarios creada durante la emergencia sanitaria, el Club 31 de Marzo extendió sus fines deportivos a objetivos solidarios, lo que marca un constate crecimiento institucional.

La entidad, que se suma a los festejos por el 144º aniversario de la localidad, espera con expectativas la finalización de este período de aislamiento para recibir nuevamente a más de un centenar de chicos.

En el último año 31 ha tenido un crecimiento estructural y de infraestructura para optimizar el desarrollo diario de actividades en el predio de 25 de Mayo y Buenos Aires.

El premio mayor para la familia Albiverde fue la posibilidad de participar y competir en un torneo internacional que tuvo lugar el último verano en Santa Teresita.

Allí los chicos se dieron el lujo de medirse frente a una escuelita del Club Corinthians de Brasil.

Más allá de este certamen, los padres y chicos llevan a cabo una tarea mancomunada para concurrir a otro lares como Sierra de la Ventana o Monte Hermoso.

Caminar, construir y proyectarse bien podría ser el lema de 31 de Marzo.