El sábado 6 de julio de 1907 llegaba a este mundo una de las artistas más importantes del siglo XX: la mejicana Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón.

“Llevó una vida poco convencional”, se puede leer en alguna biografía. Claro eufemismo para evitar mencionar que esta mujer fue capaza de modificar paradigmas sociales, artísticos y culturales. 

La poliomielitis y las consecuencias físicas de un accidente de tránsito la llevaron a plasmar pensamientos, sentimientos y vivencias en obras de pintura.

“Solía creer que era la persona más extraña del mundo, pero luego pensé entre tanta gente en el mundo debe haber alguien que se sienta como yo, estrafalaria y defectuosa. Me imagino que ella está ahí fuera pensando también en mí. Bueno, espero que si lees esto sepas que sí, que es verdad, estoy aquí y soy tan extraña como tú”.

Las alas de Frida siguen extendiéndose por todo el mundo.