El viernes 6 de noviembre de 1820, un pabellón azul ultramarino y blanco flameó por primera en el archipiélago que conforman las Islas Malvinas.

Es territorio nacional había estado bajo dominio español hasta principios de 1811, año en el cual la corona decidió alejarse.

Desde ese momento y hasta 1820 el gobierno centrado en Buenos Aires otorgó permisos de pesca e implementó las medidas para la utilización de los recursos naturales.

Ese año a David Jewett, coronel del Ejército al servicio de la Marina, comandó una campaña hacia el Atlántico Sur por orden del director supremo José Rondeau.

La expedición tardó unos diez meses en arribar a las islas. Finalmente hace exactamente 200 años Jewett y sus compañeros pisaron suelo malvinense.

Luego de una salva de veintiún cañonazos con la fragata, se efectuó el izado de la bandera argentina.