“Impúdica bailarina exótica, cortesana de talento”, así recuerda un medio europeo a Margaretha Geertruida Zelle, mundialmente conocida como Mata Hari, la famosa espía que nació en el día de hoy de 1876.

Así la recuerda Eduardo Galeano:

En 1876, nació Mata Hari.
Suntuosos lechos fueron sus campos de batalla en la primera guerra mundial. Altos jefes militares y políticos de mucho poder sucumbieron al encanto de sus armas, y le confiaron secretos que ella vendía a Francia, Alemania o a quien mejor le pagara.
En 1917, fue condenada a muerte.
La espía más deseada del mundo lanzó besos de adiós al pelotón de fusilamiento.
Ocho de los doce soldados erraron el tiro.