Cada 7 de julio, en la ciudad española de Pamplona se rememora una tradición medieval que consiste en acompañar a unos 6 toros y 6 cabestros en un trayecto de 850 metros.

Este circuito se extiende desde un corral hasta una plaza de Toros, ubicada en el casco histórico de esa región de Navarra.

Este año, por primera vez en década, no habrá encierros ni corridas ni transitarán turistas de todo el mundo por la “Cuesta de Santo Domingo”.

Este evento ha generado críticas de quienes defienden los derechos del animal así como piezas literarias como el libro The sun also rises del nobel Ernest Hemingway.