El miércoles 7 de mayo de 1919, hace exactamente un siglo, nacía en la localidad bonaerense de Los Toldos María Eva Ibarguren, más tarde Duarte, una de las mujeres más importantes de nuestra historia contemporánea.

Si bien su vida fue breve (a los 33 años), dejó su impronta y un legado en la vida social y política de Argentina al promocionar y establecer derechos como el sufragio femenino o impulsar la edificación, por ejemplo, de hospitales y escuelas a través de una Fundación.

Libros, documentales, películas, musicales, murales, un cuento formidable de Rodolfo Walsh y un sin número de mujeres que llevan su nombre, reflejan lo trascendental que fue “Evita” para la sociedad.

Entre tantas frases, destacamos una que mencionó el 17 de octubre de 1951, antes de abrazar a su compañero Juan Domingo Perón: “…y aunque deje en el camino jirones de mi vida, yo sé que ustedes recogerán mi nombre y lo llevarán como bandera a la victoria”.