El martes 7 de octubre nacía en Buenos Aires Carlos Francisco Sergio Mugica Echagüe, quien apoyado en su fe católica se transformaría en un referente del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo.

Símbolo de los denominados “curas villeros” supo decir en 1971: “Nada ni nadie me impedirá servir a Jesucristo y a su Iglesia, luchando junto con los pobres por su liberación. Si el Señor me concede el privilegio, que no merezco, de perder la vida en esta empresa, estoy a su disposición”.

Las crónicas mencionan que su labor comunitaria se puntualizó en la Villa 31 del barrio porteño de Retiro, donde erigió y dirigió la parroquia “Cristo Obrero”.

Mugica fue la primera víctima de la Triple A. El sábado 11 de mayo de 1974 fue asesinado a metros de la iglesia de San Fancisco Solano de Villa Luro, donde acababa de dar una misa.