Hace exactamente 50 años, el presidente de facto Juan Carlos Onganía fue depuesto del cargo por su camarada Roberto Marcelo Levingston.

Onganía fue el protagonista principal de la denominada “Revolución Argentina” que derrocó al gobierno constitucional de Arturo Illia en 1966.

Al iniciar su proceso afirmó que “es menester producir en la República un cambio fundamental, una verdadera revolución que devuelva a nuestros argentinos su fe, su confianza y su orgullo”. 

Durante su gestión, el profundo descontento general tuvo su punto central en el denominado “Cordobazo”, una de las razones de su caída.

Además fue el principal responsable de “La noche de los bastones largos”, la brutal represión a estudiantes y docentes universitarios de la UBA, ocasión en la también se destruyó bibliotecas y laboratorios.

Onganía murió hace 25 años, un 8 de junio.