Cada 9 de agosto se celebra el Día Internacional de los Pueblos Originarios y conmemoramos esta fecha a través de Rigoberta Menchú, una activista emblemática por los derechos de los indígenas.

Esta mujer guatemalteca fue distinguida con el premio Nobel de la Paz en 1992 por su lucha desde su grupo maya Quiché.

Galeano escribió:

Rigoberta Menchú nació en Guatemala, cuatro siglos y medio después de la conquista de Pedro de Alvarado y cinco años después de la conquista de Dwight Eisenhower.
 En 1982, cuando el ejército arrasó las montañas mayas, casi toda la familia de Rigoberta fue exterminada, y fue borrada del mapa la aldea donde su ombligo había sido enterrado para que echara raíz.
 Diez años después, ella recibió el Premio Nobel de la Paz. Y declaró:
 —Recibo este premio como un homenaje al pueblo maya, aunque llegue con quinientos años de demora.
 Los mayas son gente de paciencia. Han sobrevivido a cinco siglos de carnicerías.
 Ellos saben que el tiempo, como la araña, teje despacio.