Hoy, hace 25 años, Nelson Mandela se convertía en el primer presidente negro de Sudáfrica.

“Madiba” pasó 27 años de su vida en prisión (entre 1963 y 1990). Su lucha histórica contra el régimen del Apartheid lo llevó a obtener el premio Nobel de la Paz en 1993.

Durante su mandato, Sudáfrica eliminó el racismo de las instituciones. Sus palabras, su labor y su amor han trascendido fronteras y obtuvo eco en todo el mundo.

“La pobreza no es natural: es creada por el hombre y puede superarse y erradicarse mediante acciones de los seres humanos. Y erradicar la pobreza no es un acto de caridad, es un acto de justicia”.