El jueves 9 de noviembre de 1989 se producía un hito en la historia del siglo XX: la caída del muro de Berlín.

Por 28 años esa construcción creada como un elemento de “protección antifascista” (también conocido como “Muro de la vergüenza”) dividió a geopolíticamente a través de 160 kms a Alemania en República Federal y Democrática.

Símbolo de la guerra fría, causante de muertes innecesarias e injustas y miles de detenidos.

Según el historiador Eric Hobsbawm, la caída significó el fin del siglo y milenio anterior.