Si bien este período de aislamiento impidió al querido vecino Rufino Meneses festejar sus 90 años en un salón, varios cerrenses se acercaron a su domicilio para mostrarle el mayor de los afectos y respeto.

Este grupo de vecinos comenzó a cantarle el cumpleaños feliz, puntualmente a las 17.30, en la segunda cuadra de calle Húsares.

Rufino, visiblemente emocionado, saludó desde su ventana. Luego abrió la puerta para agradecer la presencia y el cariño de todos.

En ese momento recibió “un diploma de honor” no sólo por su aniversario de natalicio sino también por su comportamiento ejemplar en esta cuarentena nacional.

Luego de la entrega de una galletita con forma de tren, a modo de souvernir, cada uno de los presentes continúo con su actividad diaria.

Todo duró minutos, pero la emoción y sensación de amor perdurará en Rufino y su familia en este día tan especial y tan particular.

Foto: Familia Meneses