El 12 de mayo de 2016 se produjo un hecho sin precedentes desde lo deportivo y social en la vida de General Cerri.

Sansinena jugó por primera vez en su historia, de manera oficial, frente a un equipo de primera división del fútbol argentino con títulos y un pergamino inagotable de jugadores.

Aquel partido frente a Newell’s Old Boys tuvo lugar en la ciudad de Junín, ciudad que recibió a un jueves por la tarde-noche a un millar de cerrenses que hicieron más de mil kilómetros en un solo día para ser testigos de un momento único.

Mientras tanto, quienes se quedaron en la localidad dejaron de realizar sus actividades a las 19.

Los comercios cerraron cuando se acercaba la hora del partido y el gol de Brian Scalco se gritó con emoción tanto en el Eva Perón como en cada rincón del país donde habita un hincha Tripero.