Miembros de la comunidad educativa de la escuela 10 realizaron esta mañana un abrazo simbólico al histórico edificio ubicado en Pernici y Gurruchaga.

Se recuerda que el último martes los directivos del establecimiento determinaron el cese de actividades debido a las condiciones desfavorables para cumplir en forma normal el dictado de clases a raíz de la falta de calefacción.

En declaraciones a medios de comunicación, el grupo de padres y madres aseguró que si bien desde el colegio se efectuaron las gestiones pertinentes, aún sigue sin habilitarse la obra de instalación de la red de gas.

Asimismo se indicó que los caloventores que se utilizan para paliar la situación producen a su vez constantes cortes en el suministro eléctrico.

También se aseveró que una consejera escolar se acercó a la institución para interiorizarse de la problemática y aclarar que si bien la citada obra de gas está culminada, resta aún la autorización final de Camuzzi Gas Pampeana.