El presidente Alberto Fernández determinó esta noche la extensión del período de aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el domingo 26 de este mes.

El primer mandatario sostuvo que en las grandes ciudades la disposición proseguirá en los mismos términos que hasta hoy, mientras que en algunas localidades pueden haber modificaciones que quedarán a consideración de los gobernadores y aval de Nación.

Fernández explicó, a través de cuadro, los motivos de su decisión, comparando la situación nacional desde el 4 de marzo y el avance de la pandemia en relación a países sudamericano así como Italia, España y Estados Unidos.

El presidente aseguró que “sin cuarentena ahora tendríamos 45.000 contagiados, contra los 2000 que tenemos” y que “nadie sabe cuándo va a terminar este martirio”.

Aseveró que “necesitamos que estén habilitados los talleres de autos y gomerías para reparar patrulleros, ambulancias. También estamos analizando permitir la salida de personas discapacitadas solo dentro de los límites próximos, para lograr un tiempo de dispersión a quienes el encierro los complica, como las personas autistas”.

Y confirmó que los bancos trabajarán, con el protocolo adecuado, no normalidad a partir del lunes próximo.