El presidente Alberto Fernández anunció que el aislamiento social, preventivo y obligatorio se mantendrá hasta el 30 de agosto, y que se volverá a una fase más restrictiva en las ciudades donde se detectó una mayor circulación del coronavirus COVID-19 en las últimas semanas.

En ese sentido, el Área Metropolitana de Buenos Aires, Río Gallegos (Santa Cruz), Río Grande (Tierra del Fuego), y cuatro departamentos de Jujuy continuarán con las mismas condiciones de aislamiento social, preventivo y obligatorio; y Tartagal (Salta), las ciudades de La Rioja y Chamical (La Rioja), y las ciudades de Santiago del Estero y La Banda (Santiago del Estero) volverán a un aislamiento más restrictivo.

“Debemos pedirles la máxima prudencia al encontrarse con otros hasta que llegue la vacuna”, solicitó el mandatario desde la residencia de Olivos, donde estuvo acompañado por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El jefe de Estado explicó que “hoy tenemos una ventana de esperanza” porque “logramos ser junto a México los productores de la vacuna para toda América latina, y darle una solución a todo nuestro continente”, y aseguró: “El tiempo que viene es un tiempo con más esperanza porque pudimos lograr acuerdos con la Universidad de Oxford y el laboratorio AstraZeneca”.

Asimismo, el Ministerio de Salud aprobó los protocolos para la realización de actividades deportivas individuales, sin competencia, en canotaje, gimnasia, golf, surf, skate, tiro, yatching, acuáticos, atletismo, remo, natación, pesas, pentatlón, tenis, tenis de mesa, ciclismo, equitación, squash, esgrima, badminton y paddle.