La UFIJ N.º 20 a cargo del Fiscal Rodolfo De Lucía, será la encargada de investigar, mediante la tecnología disponible en materia de comunicación, quién o quiénes son los autores de las amenazas de bomba que están suscitando en la ciudad de Bahía Blanca y la zona.

Esta modalidad tuvo nuevamente esta mañana como epicentro el palacio municipal, ubicado en pleno centro de Bahía Blanca.

Los agentes comunales debieron evacuar el edificio y retomaron sus actividades tras unos 15 minutos de espera en plaza Rivadavia.

El delito de intimidación pública tiene penas de entre dos y seis años de prisión para aquellos que infundan temor público o susciten tumultos o desórdenes, hicieren señales, dieren voces de alarma, amenazan con la comisión de un delito de peligro común o empleen medios material idónea para producir esos efectos.

En el Departamento Judicial de Bahía Blanca de iniciaron, desde el comienzo del año, más de 30 causas por este delito, las que se encuentran en plena etapa investigativa para dar con los autores de las llamadas intimidantes.