Las máximas autoridades del Hospital Municipal Leónidas Lucero manifestaron su preocupación por la situación sanitaria imperante en el distrito de Bahía Blanca.

“La mayoría de nuestras camas de internación están ocupadas prácticamente en un 100%”, señaló el director del nosocomio Gustavo Carestía.

“Esto determina que no tengamos oportunidad en un corto plazo de no recibir más pacientes para internación”.

“Si bien atenderemos urgencias y en diálogo con otros nosocomios y autoridades sanitarias, estamos saturados”, agregó.

“Les pedimos encarecidamente que piensen en la necesidad de cuidarse cada vez más”, imploró.

“Estamos atravesando una de las peores cuestiones que nos tocará en nuestras vidas; los invito a reflexionar y cuidarnos como al principio”, concluyó el médico.