El Municipio comenzará hoy a implementar una nueva metodología para efectuar la entrega de mercadería a los vecinos más afectados durante esta emergencia sanitaria.

La secretaria de Políticas Sociales, Vanina González, explicó que esta medida tiene como principal objetivo la optimización de recursos y brindarles a los beneficiarios la posibilidad de concretar comprar directamente en comercios adheridos.

Los plásticos, con un monto equivalante a dos bolsones alimentarios, serán distribuidos desde las diversas delegaciones municipales.

Dicho monto será acreditado en las diversas tarjetas sociales (Salud, Discapacidad, Niñez, Celeste, Acción Social).

Cada una de las familias empadronada, y que no posea ningún tipo de tarjeta, será contactada por agentes comunales.

Por este motivo nadie deberá acercarse a las mencionadas dependencias comunales para gestionar o informarse sobre este procedimiento.

La funcionaria resaltó que desde el inicio del aislamiento social, el Municipio colaboró con unos 85 mil bolsones y más de 70 mil viandas para comedores comunitarios.