Pocas instituciones generan orgullo en cada cerrense como el cuerpo de bomberos voluntarios.

La entidad sigue creciendo día a día y en el día de la fecha cumple 35 años prestando servicio a la comunidad.

Este nuevo aniversario encuentra a su personal en permanente capacitación y con sus directivos siempre pensando en proyectos que permitan el crecimiento de esta institución emblema.

Más allá de la pandemia, de los protocolos, siempre están al pie del cañón ante cualquier emergencia o solicitud de los vecinos y las vecinas.

Y no habrá sábado sin que todo Cerri se entere cuando a las 14 suena la sirena que nos dice que ellos y ellas están ahí, pensando en progresar y dar lo mejor de sí mismos.