En la víspera quedó trunco un evento de doma y jineteada que se desarrollaba en Villa Bordeu.

De acuerdo a lo informado, vecinos efectuaron la denuncia al 911 al observar un número importante de asistentes.

Personal policial comprobó que la organización no contaba con la habilitación municipal correspondiente y contabilizó a más de cien personas en el lugar que “dificultaba el cumplimiento de los protocolos establecidos por la emergencia sanitaria como su respectivo distanciamiento social”.

Conforme al parte, se procedió a la concientización y al posterior desalojo, labrándose actuaciones de rigor sobre el organizador.