El súper pluma Matías Guenemil redondeó anoche en Sansinena una gran temporada con un KO frente al chacabuquense Joaquín Andrés Torres.

La resolución de la pelea llegó en el cuarto asalto tras varios golpes certeros de “El Carnicero”, que ya había enviado a su oponente a la lona una vez en el segundo y en dos ocasiones más durante el  tercer capítulo.

Como ya es una característica en él,  Guenemil utilizó el primer round para medir la distancia y analizar la estrategia y técnica del rival.

A partir del segundo campanazo, la eficacia y contundencia del invicto cerrense comenzaron a hacer mella en el hombre de Chacabuco que quedó sentido luego de la primera caída y desde ahí  no mostró síntomas para revertir sus chances en el combate.

“Fue un año sumamente positivo y gracias a Dios terminé invicto, como lo habíamos planificado con todo el equipo”, señaló Guenemil.

 “Ahora a descansar, recuperar la mano, y a pensar en un 2020 mejor, con nuevos desafíos y objetivos para seguir creciendo en este deporte”, puntualizó el muchacho de Cuatreros.

Matías Guenemil, en año y medio como profesional, tiene un récord de seis peleas ganadas y un empate.

Cabe mencionar que el otro púgil local, Kevin Gorosito, también ganó en la velada organizada por Puños Cerrenses.

El Puro lo hizo por puntos, en fallo dividido, en una de las peleas preliminares (amateurs).