Vecinos de diversos barrios de la localidad manifestaron su preocupación por el mal estado que presentan varios sectores del ejido urbano.

Algún que otro automovilista no advirtió el bache producido en la esquina de Santa Rosa y Migueletes, lo que ha generado algún que otro inconveniente en los vehículos.

Desnivel en el inicio de la carpeta asfáltica en las 212 Viviendas.

Además, son pronunciados los pozos en tramos del Boulevard 25 de Mayo y de Mayor Clérice que dificultan un óptima transitabilidad, más en períodos de precipitaciones.

25 de Mayo a metros de Migueletes.

Sin dudas, los residentes en 25 de Mayo entre Bossano – Álvarez Jonte y el camino de acceso a Puerto Cuatreros son los más perjudicados con esta problemática.

Cada tramo está muy deteriodado y es evidente la dificultad para ingresar y egresar de quienes residen en la zona de Aguará.

Los vecinos que elevaron esta inquietud, coincidieron en aseverar que necesitan una rápida respuesta y solución, considerando que hay familias que están a la espera de la ayuda solidaria que se brinda en este período de aislamiento.

El motociclista alterna un camino para llegar a Aguará.