Con una gran participación de vecinos y vecinas, General Cerri tuvo anoche su festejo de carnaval.

En el marco de esta edición pandémica de los “Corsos Cerrícolas”, se organizó una caravana que recorrió las principales calles de la localidad.

El grupo se concentró al finalizar la tarde en el ingreso al ejido urbano por calle González. Desde allí partió hacia el barrio de Cuatreros.

No faltaron los colores, las máscaras, así como la música y alegría para recordar y homenajear de un modo especial a este tradicional y popular festejo.

Todo el mérito es de quienes pensaron, diseñaron y llevaron adelante esta propuesta en un año en el que se impuso la nostalgia por los encuentros masivos.