La falta de ética periodística, en una clara muestra de nulo rigor profesional y ausencia total de empatía, llevó a la Justicia a emitir un comunicado en relación al caso de Facundo Astudillo Castro.

Con la firma de la jueza federal María Gabriela Marrón, la misiva aclara que aún no hay resultados oficiales de la prueba genética sobre los restos hallados en Villarino Viejo a mediados de este mes.

Se indica que la evaluación estará lista el próximo miércoles y la primera persona en ser notificada será Cristina Castro, la madre del joven desaparecido desde el 30 de abril.

La información de un medio capitalino, ofrecida esta tarde sin ningún tipo de sustento ni fuentes oficiales, generó mucha indignación en familiares y amigos de Facundo.

Fueron notorios, además, los datos inciertos así como la pronunciación de Buratovich, la descripción del acceso a Villarino Viejo (se escuchó decir Villarino Antiguo) y el desconocimiento total de esta zona de la provincia de Buenos Aires, cuando se desplegó el operativo policial entre la noche del 15 y casi toda la jornada del domingo 16 de este mes.