Mientras el mundo no sale del asombro y de la incredulidad, los clubes de todo el país se unieron encendiendo las luces de sus estadios o con mensajes en sus cuentas oficiales para homenajear al mejor deportista de la historia Argentina.

La mejor postal, sin dudas, fue la de su palco iluminado en la oscuridad de la Bombonera y las luces resplandecientes del Monumental.

Boca fue el club de sus amores; la cancha de River fue testigo de grandes partidos de Diego en la selección.

Los clubes liguistas saludaron a Maradona a través de las redes sociales y Sansinena postergó sus actividades para el día de la fecha en señal de duelo.