Este primer día de marzo trajo consigo el retorno paulatino de alumnos de los niveles iniciales y primario del distrito a las aulas, tras prácticamente un año de pandemia.

En nuestra localidad, este inicio del ciclo lectivo se caracterizó por las diversas medidas de protocolos y cuidados para minimizar los riesgos de contagios.

Los padres y las madres sólo pueden acercarse hasta las inmediaciones de los colegios.

Los chicos y chicas son recibidos por personal auxiliar y docentes quienes se encargan de tomar la temperatura y proveer alcohol en gel.

En las aulas no estarán todos los alumnos y alumnas quienes irán rotando para presenciar clases.

Cabe aclarar que los docentes agrupados en SUTEBA mantienen un paro de 48 horas por considerar que no están dadas las condiciones para dictar clases.