Antes de las 21 se agotó el stock de 600 paquetes de cigarrillos puesto a la venta en la estación de servicio ubicada en Gutiérrez y 25 de Mayo, único sitio en la localidad en el día de la fecha para adquirir tabaco.

Tras dos semanas de espera, en las primeras horas de esta tarde arribó al citado local un proveedor con más de medio millar de atados.

La novedad corrió como reguero de pólvora entre los fumadores cerrenses que inmediatamente concurrieron al comercio.

La cola llegó a extenderse desde la puerta de ingreso hasta la mitad de la primera cuadra de calle Gutiérrez. En tanto la espera, para algunos clientes, osciló la media hora.

Por disposición del establecimiento, a cada persona se le entregó un solo paquete. Cabe agregar que la venta se desarrolló con absoluta normalidad.

A la espera de un atado – Cada fumador aguardó con paciencia su turno para adquirir un paquete.