A partir de esta noche se podrá visualizar la concientización y empatía del cerrense con las personas autistas y sus familiares que año tras año padecen la pirotecnia en las festividades de Navidad y Año Nuevo.

Vale remarcar que ellos son muy vulnerables a estruendos y ruidos fuertes.

También los animales, principalmente los perros, se aturden, se desorientan, pierden el control y hasta pueden llegar a morir por esta misma causa.

Diversas campañas se han desarrollado y se llevan adelante en pos de los derechos de aquellos con autismo así como de los animales.

Asimismo hay que recordar que la comercialización y uso de pirotecnia están vedados por Ordenanza Municipal.