Un grupo de médicos infectólogos entiende que es el momento donde son necesarias acciones sanitarias más agresivas en el distrito a raíz que los casos de Covid 19 se duplican día día.

Los profesionales estiman que si se incrementan los casos tendrá consecuencias en las hospitalizaciones por la probable saturación del sistema.

Hacen hincapié en dos puntos (fortalecer medidas de aislamiento y la identificación de casos) a través de un trabajo mancomunado con las autoridades.

Esta es la carta firmada por los doctoras Laura Spadaro, Lucía Lamponi, Carla Boscheti, Cecilia Pfoh y Laura Giordano así como el reconocido Diego Maurizi y los doctores Martín Alvarado e Iván Toneto.

 Nos hemos reunido los infectólogos de la ciudad de Bahía Blanca profundamente preocupados por el escenario actual en el que los casos de diagnóstico de COVID 19 se duplican día a día y en el claramente hay circulación local de SARS Cov19.

   Entendemos que es un momento donde son necesarias acciones sanitarias mas agresivas para poder intentar controlar o al menos mitigar los efectos de la pandemia en nuestra ciudad.

   La estrategia empleada en otras ciudades que están teniendo éxito en moderar la curva de contagios ,se basa fundamentalmente en dos acciones :

   1-Fortalecer las medidas de aislamiento social .

   2-Identificar los casos de COVID 19 para poder aislarlos y evitar el contagio de las personas de su entorno.

   Todos nosotros trabajamos en hospitales públicos y privados, y estamos convencidos de estar preparados en estos ámbitos para la atención de pacientes Covid 19, pero reconocemos que la capacidad del sistema hospitalario es limitada ,y en la medida que aumenten los casos ,van a aumentar en consecuencia las hospitalizaciones y es probable que en breve el sistema se sature y no podamos brindar atención adecuada a todos los que lo necesiten.

   Para evitar esta situación es necesario trabajar afuera del hospital,en el ámbito comunitario, en la prevención de nuevas infecciones. Sabemos además que contamos con un recurso muy limitado en salud comunitaria por lo que nuestra propuesta se basa sobre todo en optimizar el uso de estos recursos y en ofrecer nuestro asesoramiento  y apoyo en forma voluntaria.

   Para trabajar sobre los dos puntos antes mencionados necesitamos el apoyo incondicional de las autoridades y sumarnos a los esfuerzos de epidemiología de la subsecretaría de salud ,quienes ya vienen trabajando en este sentido desde el inicio ,pero que claramente están siendo sobrepasados por la situación. Ademas subrayamos que en las ciudades donde están teniendo éxito en la contención de la pandemia, el trabajo es multidisciplinario con apoyo de todos los sectores de la sociedad.

   Concretamente proponemos:

   Trabajar en las salas Medicas periféricas, transformándolas a todas en centros de vigilancia respiratorias, posibilitando el testeo con PCR en todas ellas, que seria realizado por el bioquímico si hubiera o por el personal medico entrenado para tal fin. Organizar un sistema de transporte y recolección de las muestras tomadas en las salas para ser procesadas en el Hospital Penna de Bahía Blanca al menos una vez por día.

   Dividir geográficamente la ciudad de Bahia Blanca en dos, de tal forma que cada sector de la ciudad derive para su atención al HMALL o al Penna a los pacientes según corresponda, y que además los infectólogos de cada Institución asesoren al personal de las salas sobre los aspectos médicos de cada caso.

   Intensificar las medidas de aislamiento social ,lo que claramente supone cambiar de fase ,y viendo la rapidez con la que esta subiendo la curva de casos pensamos en que pasar a fase 1 por dos semanas nos permitiría frenar la  aparición de nuevos casos, aunque claramente el cambio de fase tiene que estar acompañada de incremento en los testeos y aislamiento de positivos.

   Estamos dispuestos a trabajar en forma voluntaria , saliendo del sector hospitalario ,sumando esfuerzos a los que ya vienen trabajando desde el inicio .

FOTO – La Nueva.