‘El Impenetrable’, así se conoce a una gran región de llanura chaqueña, que además incluye porción de las provincias de Formosa, Salta y Santiago del Estero. En medio de esos más de 40.000 kilómetros cuadrados  de cobertura vegetal, densa y cerrada con gran ausencia de agua superficial, se encuentran comunidades que no figuran en un mapa en internet o incluso, no son reconocidas por el Estado.

Por ello resulta fundamental la tarea de quienes realizan la reconocida “Cruzada Solidaria” que lleva años realizándose, y desde el 2014 participa la cerrense Florencia Martini quien, a través de sus experiencias, fue sumando acompañantes (espera que en esta oportunidad sean 8 oriundos de nuestra localidad). Uno es Ramiro Ascensio, entre ellos, resaltan las grandes vivencias y palpitan una nueva cruzada.

El 2 de agosto a las 16 emprenderán los casi 2000 kilómetros hasta El Impenetrable. Se sumarán bomberos de Stroeder, Sierra de la Ventana, Urdampilleta, Darregueira; y además civiles de Monte Hermoso y Suárez. Un sueño que tenemos es que la cruzada sea íntegra con gente de Cerri.

Los días previos son igual de importantes, en estos momentos y hasta el 30 de julio se reciben donaciones: alimentos, artículos de limpieza, de higiene, artículos de botiquín, juguetes y demás) y de ahí arranca la caravana por los distintos lugares. En el Cuartel de Bomberos Voluntarios de General Daniel Cerri, Húsares y 25 de Mayo.

Además, se realizan juegos de plaza que se llevarán en los distintos camiones. “Para terminar con todo lo que queremos llevar, a veces no te da el tiempo, entre la familia, el trabajo, el estudio y el cuartel, pero hay que buscarle la vuelta. Porque lo que nos preguntamos cuando estamos allá es ¿cómo hacemos para no volver?”.

“La gente te espera con ansias porque es muy importante para ellos. Vamos a lugares, monte adentro, donde no va nadie. Y obviamente no tienen ni los mínimos servicios. En algunos parajes se logró realizar perforaciones para que tengan agua, y pasan a ser canillas públicas de donde obtienen el agua que utilizan para todo”.

Tanto Ramiro como Florencia resaltan además la postura del cuartel de la localidad “gracias a la jefatura y a la comisión, podemos viajar en representación de los bomberos, nos dejan utilizar las instalaciones, y nos apoyan en todo. El año pasado nos prestaron la camioneta del cuartel, que eso para nosotros es super importante, porque no es lo mismo entrar a ‘El Impenetrable’ en cualquier vehículo”.

“La gente no deja de colaborar, nunca. Aunque este año, se nota que cuesta”. Todo es importante a la hora de donar, eso está claro y así lo reconocen “cuando fuimos en julio, llevamos una bici, que pasó a ser la herramienta que tiene la comunidad para buscar agua”.

Entre las experiencias vividas, Florencia y Ramiro recuerdan algunos casos puntuales: “Una señora que vive sola, monte adentro, la habíamos visitado hace un año, y cuando llegamos nos dijo que le quedaba el último cuarto de fideo, pero tenía anotado cuando íbamos a volver y nos estaba esperando”.

Para concluir, Florencia cerró con un concepto tan claro como real “mucha gente te pregunta, ¿porque acá no, y allá sí? Si en Cerri pasa algo, nos juntamos entre todos y ayudamos a quién lo necesite, la gente responde, ha pasado. Allá es otra la necesidad.”