El Tribunal Criminal N.º 2 condenó – en juicio abreviado – a Rubén Ariel Bouchard a la pena de 7 años de prisión por haber abusado de un joven de 18 años con una discapacidad neurológica.

Los hechos ocurrieron entre el 2016 y el 2018, cuando el joven tenía entre 18 y 20 años, momento en el cual sus padres confiaron en Bouchard, quien se presentaba como curandero, para mejorar las dolencias que padecía.

Es así que lo llevaron al domicilio del hombre, ubicado en Estación Corti, kilómetro 51, donde abusó del joven en reiteradas ocasiones y diferentes oportunidades, afirmando que si no accedía a sus pedidos no se iba a curar de su padecimiento y bajo amenazas para que no le contara a sus padres sobre lo sucedido.

El Tribunal condenó a Bouchard por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, abuso sexual simple reiterado, abuso sexual gravemente ultrajante tres hechos en concurso real, y abuso sexual simple, todos en concurso real de delitos.