Una condena de 8 años y 9 meses de prisión recibió un sujeto por haber abusado de su hija biológica cuando ella tenía 9 años, en el domicilio que compartían en Bahía Blanca.

La Justicia entendió que el hombre es autor penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo y por la convivencia con un menor de 18 años de edad.

La nena le había contado lo sucedido a una amiga y fue la madre de esa niña quien decidió alertar sobre los abusos a las autoridades de la escuela primaria a la que concurría.