En medio de la pandemia que recorre el mundo (Covid 19), surgió una idea que permite celebrar el Día Nacional del Bombero Voluntario respetando el aislamiento.

A través de las redes sociales se extendió una invitación a los vecinos a decorar el frente de sus hogares con los colores característicos: rojo y amarillo.

Ya sea con cartulinas, globos, guirnaldas, moños y todo lo que surja de la imaginación para reconocer al cuerpo de bomberos cerrense.

Cada 2 de junio se celebra y reconoce la labor de los bomberos voluntarios en todo el país.

Ese día de 1884 se fundó el primer cuerpo de bomberos en el barrio porteño de La Boca, luego de un voraz incendio que requirió de la participación en conjunto de un grupo de vecinos.