El cuartel cerrense celebró el Día del Bombero Voluntario con un acto sencillo que tuvo lugar en inmediaciones de la institución en horas de esta tarde.

No obstante la comunidad se hizo presente a través de pancartas, globos, guirnaldas y banderas para saludar a los servidores públicos que desde 1986 están presentes en la localidad.

La jefa del cuartel, Andrea Tumminello, destacó que el compromiso y la vocación son los valores principales y fundamentales en el crecimiento de esta institución insignia.

Sin embargo lamentó que debido a la emergencia sanitaria no se pudo concretar un festejo con todos los que componen esta familia solidaria.

El plantel está compuesto por 53 bomberos (con más de dos decenas de mujeres) y 48 cadetes, quienes se complementan con los 16 miembros de la comisión directiva para estar alerta cada día del año sin importar la hora.

Luego de las palabras alusivas, los bomberos disfrutaron de un chocalate y al caer la tarde recorrieron las calles cerrenses secundados por automovilistas y motociclistas.