Les Luthiers continúa con su camino artístico, pero nos queda un dejo de nostalgia la ausencia de Marcos Mundstock.

Hoy se cumple un año de la partida de uno de los íconos y fundadores del grupo humorístico más importante de la historia nacional.

“Irrepetible, pero no irremplazable. Porque aunque él ya no esté y haya otras voces, el grupo tiene un ritmo y un modo de relato sin par que Mundstock dejó impregnado”, se expresa en La Nación.

Recordamos al querido Marcos con el siguiente monólogo: